TENEMOS QUE APRENDER A DECIR NO CUANDO ES QUE NO

La plantilla de Caixabank está cansada, esta quemada, el clima laboral se deteriora, aumentan los riesgos psicosociales…. todo esto es algo real que esta afectando a la salud de los y las trabajadoras y que muchas veces interfiere en la vida privada de nosotros y nosotras.

Las organizaciones sindicales escribimos notas y más notas denunciando la situación, la dirección de la empresa es conocedora de esta situación, pero lejos de mejorar parece que el estado de cosas se deteriora más y más.

¿Qué podemos hacer? LAB y ELA creemos que la respuesta debe ser colectiva pero también individual.

En la respuesta colectiva es fundamental la acción sindical. No basta con denunciar la situación, muchos de los problemas que se generan tienen su origen en acuerdos laborales. El ERE recientemente firmado justifica que haya menos personal. Se firman dobles escalas salariales que dividen a los trabajadores. La movilidad geográfica se sustenta en un acuerdo firmado por algunos sindicatos. Etc…

LAB y ELA no han dado ni darán cheques en blanco para aplicar este tipo de medidas. Cuando es que no hay que decir que no.

La labor sindical debe ir más allá de la denuncia en las notas sindicales, pasa por el contacto con el trabajador, escuchar su problemática y pelear por mejorar su situación desde las mesas de negociación y con la gestión concreta de los casos particulares.

Pero también hacemos un llamamiento a la respuesta individual. Los y las trabajadoras de Caixabank, debemos hacer una reflexión personal, como primer paso.

Tenemos que creernos que además de deberes, en nuestro contrato de trabajo tenemos derechos, tenemos un horario de trabajo, tenemos derecho a conciliar nuestra vida personal y laboral. Es posible decir que no a las prolongaciones de jornada, a las reuniones fuera de horario, a los retos inalcanzables…Nos tenemos que creer que el no existe y que hay vida más allá del trabajo. Tenemos que aprender a respetar y a valorar al compañero o compañera que dice basta ya, en un ambiente tóxico caemos en el despropósito de criticar actitudes que debían de ser normales…..debemos detenernos y PENSAR.

Pensar es un derecho, aunque nos digan que no estamos para eso.

Puedes contar con LAB y ELA para decir que no cuando es que no.

lab-ela